PSOE se volcará con la reclamación de la igualdad salarial y anuncia agendas blancas para participar en los paros del 8 de marzo frente a un PP desnortado de la realidad

22
feb

Maese responde a Mestre que 25.000 gaditanos y gaditanas a día de hoy no tendrían asegurada su prestación de Dependencia si no fuera por el 82 por ciento que financia el Gobierno andaluz, mientras el Ejecutivo de Rajoy “se palpa los bolsillos”

La secretaria de Organización del PSOE de Cádiz y parlamentaria andaluza, Araceli Maese, ha anunciado esta mañana en rueda de prensa que el PSOE de Cádiz, se volcará con la reclamación de la igualdad salarial y en este sentido, ha avanzado que de cara al 8 de marzo los cargos institucionales y orgánicos del PSOE ya están marcando “agendas blancas” para poder asistir a los paros convocados por los sindicatos.

Frente a un PP desnortado de la realidad social, con ministras que quieren hacer huelgas a la japonesa o que entienden esta demanda de la mitad de la población como una incitación al enfrentamiento, Maese ha trasladado el compromiso del PSOE en la provincia con todas las reivindicaciones en una jornada de lucha, de sensibilización y concienciación ante el conjunto de la sociedad del camino que aún queda por recorrer para lograr la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

Precisamente hoy, que se celebra el Día de la Igualdad Salarial, la dirigente socialista ha recordado que fue la eurodiputada Elena Valenciano quien impulsó el reconocimiento de esta fecha en el calendario tras el informe europeo que en 2007 puso de manifiesto que las mujeres tenían que trabajar 54 días más para igualar los sueldos anuales de sus compañeros en el mismo puesto de trabajo. “Para obtener los mismos ingresos teníamos que trabajar hasta el 22 de febrero del año siguiente para equiparar los sueldos al de los varones, de ahí la fecha escogida”, ha precisado para abundar en que fue Andalucía la primera comunidad autónoma que reconoció en 2009 el 22 de febrero como Día de la igualdad salarial, una fecha que el Consejo de Ministros hizo suya en febrero de 2010.

Considera Maese normal que “el PP reaccione de manera tan retrógrada ante este clamor social” y es que, a su juicio, “la llegada del PP a la Moncloa se ha convertido en un elemento destructor en términos de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en España”. Durante el Gobierno del PP, la brecha salarial entre hombres y mujeres ha crecido y alcanza hasta un 23%. Así, la tasa de actividad de las mujeres en España es 10 puntos menos que la de los hombres, mientras que la tasa de paro de las mujeres es cuatro puntos superior a la de los hombres.

Por eso, la parlamentaria ha saludado la proposición no de Ley que su grupo defenderá en el próximo Pleno en la que se reclamará al Gobierno central que presente de manera inmediata un proyecto de ley de Igualdad Laboral y Salarial, para erradicar de manera definitiva la discriminación de género que se produce entre mujeres y hombres en el mercado laboral.

En lo que respecta al gobierno andaluz ha apuntado a la inminente aprobación del Proyecto de Ley de modificación de la Ley 12/2007, de 26 de noviembre para la promoción de la Igualdad de género en Andalucía “que supondrá un nuevo impulso en la vida de las mujeres de Andalucía”. “Esa nueva Ley, que se encuentra en trámite administrativo, contempla la capacidad de la Junta para sancionar ante la discriminación salarial por razón de género, y al mismo tiempo, prevé que las normas que regulen los procesos selectivos en el sector público “prioricen” en caso de igualdad, mérito y capacidad el sexo menos representado en los grupos y especialidades”, ha destacado insistiendo en que “el socialismo no existe sin feminismo y por eso, Andalucía siempre ha estado en la vanguardia de la reflexión feminista y de la legislación por la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres”.

Con respecto al 28 de Febrero, Maese ha anunciado la participación de una amplia representación de la militancia socialista de todas las agrupaciones en el acto que se va a desarrollar en Sevilla para apoyar unas reivindicaciones “que cobran máxima actualidad cuando vemos que nuestra autonomía se resiente porque el Gobierno nos asfixia económicamente y cuando vivimos un debate territorial en el que es preciso de nuevo dejar claro el café para todos que Andalucía abanderó”.

“El 28F es sinónimo de conquistas sociales, de avance en derechos, más y nuevos derechos, así como la recuperación de aquellos que se han perdido durante la crisis”, ha indicado para asegurar “es ahora cuando esas conquistas sociales están siendo más evidentes”. Y en este sentido, ha recordado la ley de atención a las personas con Discapacidad, la Ley de Servicios Sociales o la Renta Mínima de inserción Social, que entró en vigor el pasado 1 de enero, y que son tres de los últimos hitos que prueban los avances sociales que se bosquejaron en la reforma del Estatuto de Andalucía aprobado en 2007 y que son ya una realidad.

Al hilo, ha aprovechado para responder a las críticas realizadas por la parlamentaria andaluza Ana Mestre sobre la dependencia recordando que el líder del PP, Juan Manuel Moreno Bonilla, cuando era secretario de estado de Servicios Sociales e Igualdad con el decreto 12/2010 liquidó la dependencia en este país.

“Que Ana Mestre reaparezca para arremeter contra la atención a la Dependencia, es una muestra de lo perdidos que están en el PP pues han errado en el tiro ya que La Ley de Dependencia que creó como cuarto pilar de nuestro Estado del Bienestar en este país el Gobierno de Zapatero no ha muerto gracias al empeño de la Junta de Andalucía por mantener esas prestaciones con un 82 por ciento de financiación cuando el Gobierno tenía que poner el 50 por ciento y aún anda palpándose los bolsillos”, ha subrayado.

Para la dirigente socialista, resulta “curioso que Mestre aborde el tema de la Dependencia justo una semana después de que el Gobierno andaluz haya dado todos los datos de las prestaciones que se vienen dando, no dice nada sobre las 25.000 personas en situación de dependencia que la Junta atiende en la provincia y está claro que su salida es un intento por desprestigiar la campaña ‘Andalucía dice Sí a la Ley de Dependencia’ frente al No del Gobierno central, que ha tratado de dinamitarla a través de los numerosos recortes impuestos y de la falta de financiación”.