Más de mil jóvenes socialistas europeos participan en el acto inaugural de YES Summer Camp 2018 en Rota que será germen del cambio político en Europa

10
jul

Lideres europeos junto a Susana Díaz e Irene García animan a las Juventudes de más de 30 países a reconstruir un proyecto fuerte de cooperación, creatividad, generosidad y de sociedades decentes frente a los riesgos y miedos de nacionalismos excluyentes y a la mediocridad o el egoísmo

Más de mil jóvenes socialistas europeos procedentes de más de 30 países del viejo continente, Iberoamérica y Marruecos, han participado esta tarde en el acto inaugural de YES Summer Camp 2018 en Rota, el evento político más importante del año para las Juventudes Europeas Socialistas que será germen del cambio político en una Europa fuertemente azotada por el auge de la extrema derecha, los nacionalismos excluyentes y el populismo.

Líderes europeos como Sergei Stanishev, presidente del Partido Socialista Europeo (PES); Udo Bullmann, presidente del Grupo Parlamentario Europeo; Enrique Guerrero, presidente del Global Progressive Forum; Zita Gurmai, presidenta del PES Womann y María Joao Rodrigues, presidenta de la FEPS, junto a las secretarias general del PSOE de Andalucía y de Cádiz, Susana Díaz e Irene García, y el alcalde de la localidad, Javier Ruiz Arana, han arropado a los jóvenes europeos dirigidos, por Joâo Duarte Alburquerque, en este pistoletazo de salida para una intensa semana en la que debatirán en diversos talleres, paneles y conferencias sobre los desafíos políticos del proyecto europeo.

En general, en todas las intervenciones se ha escuchado un mensaje común sobre la necesidad de buscar nuevas referencias para que la socialdemocracia recupere el espacio político perdido, de modo que el Summer Camp de Rota se convierta en una especie de bing bang, una explosión de ideas para expandir el proyecto socialista e irradiar los valores socialistas hacia todos los puntos del planeta hasta hacerlo mejor, un lugar perfectamente habitable para todos y todas. Casi todos los intervinientes han insistido en la necesidad imperiosa de batallar juntos desde el progresismo socialista para reconstruir un proyecto europeo fuerte de cooperación, creatividad, generosidad y de sociedades decentes frente a los riesgos y miedos de nacionalismos excluyentes y a la mediocridad o el egoísmo. El feminismo, la condena de los últimos asesinatos de mujeres, el reto de afrontar los flujos migratorios con una mirada de solidaridad y desde el respeto a los derechos humanos, así como las políticas dirigidas a la juventud puestas en marcha por los Gobiernos socialistas son algunas de las cuestiones que han estado presentes en los discursos pronunciados por los distintos representantes socialistas.      

En la misma línea se ha pronunciado la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, quien ha advertido de que “Europa estos años ha fallado a todos” y ha abogado por lograr que vuelva a ser “la Europa de las personas, digna heredera de la igualdad, la solidaridad, feminista, que respeta la libertad sexual y donde no se mire hacia otro lado con el paro juvenil”.

Díaz ha pedido que Europa “mire de frente a lo que pasa en el Mediterráneo”, señalando que “hay que trabajar allí, en el origen”. Ha apuntado que “hay 18 millones de personas transitando hacia Europa y eso solo se combate eso con una mirada decente, no vale dejarlo a la generosidad de los gobiernos, tiene que haber solidaridad compartida si no se quiere llevar el proyecto europeo a la ruptura”.

La dirigente socialista ha señalado que “hace unos meses fueron los refugiados de Siria, hoy es la inmigración, mañana serán los colectivos LGTB, las mujeres o los jóvenes”, y por eso, ha planteado que “allí donde haya una injusticia hay que levantar la voz, frente a amenazas como el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que hoy ataca a la aceituna negra de Andalucía y mañana lo hará con cualquier otro producto de otra zona porque quiere romper el proyecto europeo”.

irene en YES

Tanto Díaz como García y los líderes que han intervenido han insistido en que el próximo año hay elecciones europeas y el reto es darle la vuelta al signo político del arco parlamentario, e ir recuperando el terreno político que la socialdemocracia nunca debió perder, pues es la ciudadanía la que pierde derechos y una calidad de vida construida durante años sobre rocosos pilares del Estado de bienestar construido por el socialismo y que algunos se han empeñado en tratar de derrumbar.

Por su parte, Irene García ha animado a los jóvenes a combinar trabajo y ocio estos días en Rota “donde comienza la revolución y donde podréis compartir experiencias de las distintas nacionalidades”.

“Bienvenidos al Sur del Sur, veréis, un auténtico territorio de resistencia de la izquierda europea, porque me gustaría recordar hoy aquí que mientras una enorme ola conservadora invadía toda Europa y prácticamente los gobiernos de toda España, aquí los socialistas andaluces demostrábamos, casi en solitario, que se podía salir de la crisis de una manera diferente al austericidio y los recortes que planteaban como única receta la derecha”, ha afirmado la presidenta de la Diputación que ha insistido en que “Cádiz es una provincia de oportunidades, enclave geoestratégico que no encrucijada, es puerta de Europa pero no queremos que sea muro de ninguna fortaleza”.

El alcalde de Rota ha agradecido a YES haber seleccionado el municipio para albergar un evento de estas características, “un municipio que conoce el mestizaje cultural desde hace 60 años por la instalación de la Base americana, pero que quiere subirse al tren de futuro con su proyecto socialista, joven y transparente y poner su granito de arena para cambiar desde lo local lo global”.

Tanto el líder de juventudes en España Omar Anguita, como su homólogo europeo Joâo Duarte Alburquerque, han agradecido la colaboración de toda la organización que se ha volcado para que la cita sea todo un éxito. Ambos han destacado medidas dirigidas a la juventud como la bonificación de las matrículas universitarias o los planes de empleo de la Junta, así como han mostrado su confianza en que el cambio de Gobierno impulse en España una hoja de ruta distinta que ofrezca esperanza y más posibilidades para que los jóvenes no tengan que emigrar en busca de un empleo digno que les permita tener un proyecto de vida en su propio país.