La Ejecutiva provincial aprueba el comité de campaña que dirigirá la secretaria de Organización, Araceli Maese

01
oct

Irene García pide a sus compañeros “máxima movilización” y espera que los gaditanos respalden de nuevo el 10N al PSOE como la fuerza más votada

Una vez aprobadas las listas por el Comité Federal, el PSOE de Cádiz ha arrancado esta tarde el proceso para encarar los comicios del 10N con la aprobación en la Ejecutiva provincial del comité de campaña que dirigirá la secretaria de Organización, Araceli Maese. García ha pedido a sus compañeros que “movilicen el partido al máximo pues la abstención puede ser un verdadero adversario en estas elecciones y no queremos que suceda lo que pasó en las andaluzas”.

La dirigente socialista cree que “Andalucía es precisamente el ejemplo que debemos tener presente a la hora de decidir”. “No queremos para España el gobierno caótico e inestable que hay en Andalucía”, ha advertido, precisando que “la ciudadanía tendrá en cuenta a la hora de votar en la comunidad la desastrosa gestión de la listeriosis, el cierre de escuela rurales, la falta de profesores, la denuncia contra el gobierno de los médicos de Urgencias, la bajada masiva de impuestos para los más ricos y el incumplimiento de Moreno Bonilla de crear 600.000 nuevos puestos de trabajo, su principal promesa electoral”.

A juicio de la máxima responsable de los socialistas gaditanos, “el 10N también se examinan las derechas que gobiernan Andalucía” y por eso cree que los gaditanos respaldarán al PSOE de nuevo como la fuerza más votada en la provincia. “La ciudadanía volverá a evaluar la involución social que representa para la comunidad el gobierno de PP, CS y Vox, que se enfrenta ahora a su cuarta derrota electoral”, ha dicho recordando que el PP pasó en las últimas a ser la cuarta fuerza política.

Irene García ha insistido en que “la disyuntiva es que, o gobierna Pedro Sánchez o gobierna Pablo Casado, son las dos opciones políticas reales que hay en España”. Y en este sentido, sostiene que “el PSOE es el líder claro de la izquierda española y en las últimas elecciones se resolvió el liderazgo en la derecha a favor del PP”. “Unidas Podemos y sus escisiones solo han estado interesadas por los sillones del gobierno y no por las políticas y el programa progresista”.

Por último, la dirigente socialista recalca que “no les ha importado la estabilidad de España y todos han jugado al bloqueo institucional, por eso España necesita un Gobierno estable que nos permita seguir avanzando”.