Juan Carlos Campo recibe el “Premio Excelencia y Calidad” que otorga el Consejo General de Procuradores Españoles

18
dic
2019

La ministra de Justicia entrega el galardón al diputado gaditano de quien ha destacado “el compromiso con el que ejerce su responsabilidad profesional que es un ejemplo para quienes nos dedicamos a mejorar la Justicia española”

El diputado del PSOE por la provincia, Juan Carlos Campo, ha recibido hoy de manos de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el “Premio Excelencia y Calidad” otorgado por el Consejo General de Procuradores Españoles y aprobado por unanimidad en el seno del Comité Ejecutivo del Consejo.

En el marco del Día de la Procura, los procuradores españoles han querido así reconocer la trayectoria de quien ha sido en las últimas legislaturas portavoz de Justicia del Grupo Socialista, magistrado en servicios especiales, quien concurrió en las listas al Congreso por la provincia en los últimos comicios generales. Doctor en Derecho, ha sido vocal del Consejo General del Poder Judicial, director general de Relaciones con la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía y secretario de Estado en el Ministerio de Justicia en el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros.

La ministra de Justicia ha destacado del diputado gaditano “la calidad y el compromiso con el que Campo ejerce su responsabilidad profesional lo que le convierte en un ejemplo a seguir para quienes nos dedicamos a mejorar la Justicia española”.

WhatsApp Image 2019-12-18 at 20.09.34

En su discurso de agradecimiento, Juan Carlos Campo ha evocado al espíritu de la Constitución de 1812 que ya aspiraba a lograr esa excelencia y calidad y conectándolo con el constitucionalismo moderno ha señalado que “la Justicia precisa de legitimidad social y de eficiencia, legitimidad como grado de confianza y credibilidad que el sistema de Justicia debe tener para la ciudadanía y la eficiencia, como la capacidad del sistema para producir respuestas eficaces y efectivas”.

El parlamentario socialista ha abundado en “ese valor constitucionalizado como horizonte o meta realizable de un servicio público que ha de prestar el Estado y prueba de ello, es que la Constitución recoge, en su pórtico, la referencia a los valores superiores del ordenamiento jurídico, y, entre ellos, destaca la Justicia”.

En definitiva, ha abogado por “un nuevo modelo de justicia, posible y factible a través de una serie de reformas normativas, organizativas y tecnológicas” y ha defendido que “conseguirlo es una necesidad, conseguir que nuestra Justicia sea excelente y de calidad y que mire al ciudadano, único referente posible y viable”.