García pide comenzar el año con un Gobierno como el de Pedro Sánchez que siga siendo sensible hacia la provincia

20
dic
2019

La secretaria general comparte con los periodistas el tradicional desayuno de Navidad donde destaca la fortaleza del PSOE frente al decepcionante cambiazo que ha supuesto este año de Gobierno de la derecha en Andalucía

La secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, ha reclamado hoy en el transcurso del tradicional desayuno de Navidad con los periodistas y medios gráficos que el año 2020 arranque con la formación de un Gobierno sensible hacia la provincia de Cádiz como lo ha sido durante todo este tiempo el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez.

García que ha agradecido en nombre del PSOE la labor de los medios de comunicación a lo largo del año, ha comparado la fortaleza de un PSOE que suma y apuesta siempre por el diálogo, centrado en la defensa de las políticas sociales y los servicios públicos con el desaguisado que tiene el Gobierno de la derecha en la Junta de Andalucía.

Han compartido el encuentro con la prensa y acompañado en esta ocasión a la secretaria general, por parte de la Ejecutiva regional, los secretarios de Organización, Juan Cornejo y Educación, Francisco Menacho, respectivamente, así como los diputados en el Congreso, Juan Carlos Campo y Eva Bravo, y miembros de la dirección provincial como el presidente, Manuel Jiménez Barrios, Araceli Maese, José Luis Blanco, Patricia Cavada, Pacote Pizarro y Jesús Solís, entre otros.

En su balance de “un año intenso”, sostiene la dirigente socialista que el PSOE ha vuelto a demostrar que es un partido fuerte, unido, con un proyecto consolidado ratificado por las tres victorias electorales sucesivas en un escenario político complejo en la provincia y lleno a menudo de amenazas. Ha realizado una advertencia clara sobre el paso atrás que ha supuesto la llegada de la derecha al Gobierno andaluz pues “empezábamos a ver con esperanza la creación de empleo y eso nos daba un plus de responsabilidad a este partido, pero la paralización de muchas iniciativas con sello socialista se está notando en el incremento del paro en los últimos meses”.

Es la cualidad que más ha destacado la responsable del PSOE, “la capacidad de dialogar para conformar Gobiernos en los ayuntamientos y en la Diputación porque somos un partido serio con un proyecto claro para la provincia, sabemos las actuaciones que tenemos que hacer y lo hemos demostrado en los gobiernos”. Diálogo que fue también la receta utilizada por los socialistas para argamasar la estrategia de la ITI y que ahora se ha diluido.

“La parte más dura la siguen pagando los ciudadanos por parte de aquellos que eran el Gobierno del cambio y solo han supuesto el cambiazo”, ha recalcado para dejar claro que la provincia paga socialmente el coste político de un Gobierno de la derecha. Y ha mencionado algunos de los frentes abiertos que tiene la Junta y que dejan un mosaico de 2019 muy preocupante con deficiencias en las plantillas de hospitales y centros de salud, recortes de líneas en Educación y carencias en numerosos colectivos de trabajadores dependientes de la Junta.

“Se han descubierto todas las cartas con unos presupuestos que han desterrado sus promesas electorales, esos carteles de Juanmaloharía, los chalequillos, las pancartas en las infraestructuras, todo se ha borrado de golpe y plumazo”, ha ironizado para  abundar en que se trata de “un Gobierno sin dirección, liderazgo, sin cabeza, que cuando vienen nunca sabemos qué nos van a contar y tenemos la certeza de que será mentira, si hasta el vicepresidente él mismo se cuestiona cuando viene a la provincia de Cádiz”.

García se ha referido a los planes de empleo y políticas activas que no han puesto en marcha, a Valcárcel, a infraestructura, a iniciativas potentísimas para la provincia que el anterior Gobierno tenía en marcha. Especialmente, ha lamentado que la ITI “ese tratamiento singular de Europa que logramos, haya terminado  convertida en el juguete de Antonio Sanz, con escondite guardado para Juan Marín y cara visible de Ana Mestre”. “Aquella inversión extraordinaria de 385 millones vuelve a estar en jaque, el PP nunca creyó en la iniciativa y va a utilizar los escasos fondos ya con un nivel de sectarismo jamás conocido en la provincia. “Con el trabajo que costó consensuar mediante la concertación con agentes económicos y sociales una inversión que era la gran oportunidad para Cádiz, que fueron esos sectores quienes decidieron qué demandar, dónde invertir y hasta eso han anulado”.

Frente a ese “mal Gobierno” propone la fórmula de los ayuntamientos socialistas y de la Diputación “donde demostramos que se pueden hacer las cosas de otra forma y ha recordado que el presupuesto de la Diputación no ha tenido ni un solo reproche por parte del PP”. “Queremos también un Gobierno en Madrid que cumpla con el desempleo, con las infraestructuras como va a hacer con el peaje en la autopista, que haya un Gobierno que siga teniendo esa sensibilidad hacia la provincia, cuanto antes sea posible para que la provincia tenga ese plan de empleo y mejoren sus infraestructuras, un Gobierno liderado por Pedro Sánchez con actuaciones para mejorar la vida de la gente”.