El PSOE respalda al equipo de Gobierno de Sanlúcar frente al uso de la violencia

31
oct
2014

Irene García exige a Manuel Cárdenas que como dirigente de IU ponga orden en sus filas y como responsable de Vivienda de la Junta “haga algo”

La secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, ha mostrado hoy el respaldo de la Ejecutiva provincial al equipo de Gobierno del ayuntamiento de Sanlúcar y a su alcalde, Víctor Mora, tras los lamentables sucesos acaecidos en el pleno en el día de ayer protagonizados por familias de una corrala, instigados por concejales de IU e integrantes de Podemos.

García ha manifestado su repulsa por “el uso de la violencia como fórmula para solucionar los problemas” y advierte de que “las agresiones, insultos y amenazas son un delito que no va a quedar impune”. La dirigente socialista comprende “la desesperación que puedan sentir las familias sin vivienda que han recibido una diligencia de lanzamiento” pero subraya que “el PSOE siempre estará en contra de la patada en la puerta y se pondrá siempre de parte de la legalidad”.

En este sentido, la máxima responsable de los socialistas gaditanos ha exigido al coordinador de IU, Manuel Cárdenas, que como responsable del partido, “ponga orden en sus filas” y como responsable de la delegación de Vivienda de la Junta, “haga algo más por solucionar el problema suscitado en Sanlúcar”. García cree que “Cárdenas tiene que dejar claro si está del lado de la legalidad o por el contrario, ampara este tipo de hechos deleznables” y sobre todo, le pide coherencia porque “IU no puede estar denunciando a un matrimonio en Medina para desahuciarlos y echarlos de una vivienda municipal y sin embargo, en Sanlúcar, estén obviando la Ley e instigando a las familias de las corralas”. “No se puede estar en el melón y la tajá”, considera García que cree que “IU como partido de Gobierno no debería estar detrás de este tipo de movimientos cayendo en una grave irresponsabilidad como es alentar a gente a que cometa delitos”. Para García, “si reprobable es el que comete los delitos, más aún es el que instiga y provoca y después se esconde porque no será él quien tenga que dar la cara ante el juez”.