El PSOE presentará mociones en los ayuntamientos y Diputación para construir un dique de contención frente a la ultraderecha machista y xenófoba

23
ene

Los socialistas gaditanos impulsarán a través del Observatorio de la Igualdad iniciativas en defensa del cumplimiento del Pacto estatal

El PSOE de Cádiz impulsará en los ayuntamientos de la provincia y en la Diputación mociones en defensa de las políticas de Igualdad y contra la Violencia de Género para construir un dique de contención frente a la ultraderecha machista y xenófoba. En el seno de una reunión de trabajo del Observatorio de la Igualdad en el que han participado también la que fuese directora del IAM, Josefa Hinojosa y la diputada de Igualdad, Isabel Moya, la secretaria de Organización ha anunciado una batería de iniciativas que tejerán un alud de respuesta a las amenazas que, a su juicio, representan los postulados de Vox asumidos por la derecha del PP y Ciudadanos.

“En Andalucía, quien manda desde ayer en el nuevo gobierno es la ultraderecha en un bloque de retroceso y de involución”, ha advertido Maese que ha asegurado que “no hay otro camino, la izquierda siempre se tiene que movilizar, y ahora más que nunca, como única garantía para frenar a la extrema derecha que es hoy heredera del franquismo y un peligro para la democracia, y declarado sin pudor alguno para las mujeres”.

Maese ha asegurado que “las y los socialistas gaditanos, desde la humildad y desde la oposición, seremos siempre coherentes con la palabra dada a nuestra gente y cumpliremos nuestro compromiso de ser garantía para la provincia, su progreso y la igualdad”. “Y no vamos a permitir que, con el trabajo y la lucha que ha costado sacar el terrorismo machista de las ‘cosas de pareja’, alguien pretenda volver a meter la violencia contra las mujeres dentro del ámbito doméstico, es decir, en el silencio y en la tolerancia”, ha señalado.

La también parlamentaria andaluza asegura no entender “que el PP pretenda normalizar y blanquear la violencia machista reclamando que no se meta en el debate y entre las prioridades políticas, incluyéndola dentro de todas las violencias y haciendo tasa rasa, cuando es uno de los principales problemas que tiene que resolver nuestro Estado de Derecho” y en este sentido, les ha recordado su compromiso de haber suscrito el Pacto estatal.

 

Echando mano de los datos publicados la semana pasada sobre las 3.500 usuarias de los servicios del Instituto andaluza de la Mujer durante 2018, Maese entiende que “estas políticas de amparo ocupan un lugar prioritario en la agenda política”. “Las mujeres y los hombres han salido a la calle estos días no sólo a defender las leyes de Igualdad y contra la Violencia de Género, también salieron para defender la igualdad en la diversidad de las familias, en la educación pública, en la sanidad pública o en el apoyo público a la dependencia”, aprecia subrayando que “en Andalucía cada uno ama como quiere y forma una familia de la manera que quiere, y eso también lo cuestiona la ultraderecha con la consejería que han creado”.

 

En última instancia, ha pedido tener presente hechos del pasado que demuestran que existe un peligro real para la dependencia y la atención a mayores. “Quien está hoy al frente de la Junta expulsó a las cuidadoras de la Seguridad Social y Rajoy recortó la aportación estatal al sistema al 18%”, ha apuntado recalcando que “vamos a estar muy vigilantes porque estamos escuchando a la derecha hablar de una bajada masiva de impuestos, que se van a dejar de recaudar 1.000 millones de euros pero no explican de dónde los van a quitar”.

 

Por su parte, la secretaria de Igualdad de la Ejecutiva provincial, María Naval, ha explicado el contenido de la moción que gira alrededor de tres puntos básicos: Reforzar y seguir poniendo en valor las medidas contenidas en el Pacto contra la violencia de género; manifestar su repulsa a todas las manifestaciones de dicha violencia, su compromiso con las víctimas y declarar tolerancia cero con los maltratadores así como expresar su rechazo a cualquier posicionamiento político que propugne la eliminación o minoración de las medidas de protección hacia estas mujeres.

 

“España fue pionera en el mundo al dotarse de una legislación específica para combatir la violencia estructural que sufren las mujeres por el único hecho de serlo con la aprobación en 2004 de una Ley que situó a nuestro país en la vanguardia de la lucha contra la Violencia de Género. Aunque hemos avanzado en sensibilización, visibilización, prevención y respuesta judicial de este tipo de delitos, aún queda mucho camino por recorrer”, ha insistido Naval. De ahí que entienda que “el compromiso de las fuerzas políticas con la democracia y el Estado de Derecho exige un compromiso con la vida y con la libertad de las mujeres, un compromiso firme en pro de una política sostenida para erradicar la violencia de género”.

 

Y por último, ha dejado una pregunta en el aire que debieran traslada a las fuerzas políticas, a los alcaldes y portavoces y a los responsables de Igualdad en las distintas formaciones: “987 mujeres asesinadas no son razones suficientes para rechazar y aislar a quienes sin tapujos hacen del machismo su bandera política”.