El PSOE exigirá explicaciones al consejero por las dudas suscitadas en torno a la crisis abierta con Sabores de Paterna

14
sep

Jiménez Barrios considera que las decisiones políticas tomadas al respecto pueden haber causado un grave daño al sector cárnico y un importante lucro cesante que obliga a la Administración andaluza a reparar para recuperar normalidad

El presidente de la Ejecutiva provincial del PSOE de Cádiz y parlamentario andaluz, Manuel Jiménez Barrios, ha manifestado hoy su contrariedad ante “el cúmulo de despropósitos” en la gestión de la crisis alimentaria desatada por la listeriosis y ha anunciado que exigirán aclaraciones en el Parlamento andaluz al consejero de Salud, Jesús Aguirre. En concreto, el parlamentario andaluz ha mostrado su asombro, dada la falta de transparencia, “en lo que parece una decisión tomada con prisas y sin el asesoramiento técnico adecuado” respecto a la empresa Sabores de Paterna.

“La administración es la garante de una salud pública adecuada, garantizando siempre el bienestar de las personas y debe actuar con celeridad, pero con proporcionalidad y rigor además de transparencia total”, considera Jiménez Barrios.

Sin restar un ápice de gravedad a lo sucedido con la empresa Magrudis de Sevilla, cree el diputado andaluz que el Gobierno andaluz debería de haber medido bien la toma de decisiones en torno a la fábrica Sabores de Paterna sobre la que decretó lo que parece un cierre “desproporcionado”, y actuar “con la cautela precisa en estos casos sabiendo conjugar de una manera equilibrada la protección de la salud pública con los intereses de la empresa”.

Entiende Jiménez Barrios que “el Gobierno andaluz debería de haber medido bien y dejar a los profesionales las orientaciones sobre como había que actuar, pues parece que esas decisiones se han tomado más desde el ámbito político que desde criterios técnicos, presionados por la situación política generada y la incapacidad manifiesta de un consejero al que ya le hemos pedido responsabilidades y tendrá que seguir respondiendo”.

“Cada día que ha ido pasando a lo largo de toda una semana, el perjuicio causado aumentaba, arrastrando al sector y generando una alarma social en la provincia de Cádiz que afecta a la industria cárnica en general y como hemos visto con el Día del lomo en manteca de Vejer levantando aún más suspicacias, en lugar de salir a defender el correcto funcionamiento de todo el sistema de garantías alimentarias”, ha indicado. A su juicio, “se ha causado un grave daño al sector y un importante lucro cesante que obliga, a día de hoy, a la Administración andaluza a tomar medidas y reparar la imagen dañada y recuperar normalidad y es lo que vamos a exigir en el Parlamento andaluz esta semana”.

En definitiva, el dirigente socialista concluye que “tres cosas deberían de haber hecho y estar haciendo: actuar con total transparencia hacia la ciudadanía y el sector cárnico; tener confianza en los profesionales del Servicio público de Salud y dejarles trabajar sin interferencias y tercero, tomar decisiones con proporcionalidad ante los hechos que se vayan produciendo, informando permanentemente con diligencia”.